Controlar los celos: 6 Claves para saber ¿por qué eres celoso(a)? – Primera Parte

Para algunas personas saber por qué son celosos(as) les puede permitir actuar sobre éstos. Esta lógica, que no siempre funciona, se basa en la idea de que si encuentro la causa de un problema sabré cómo modificar el efecto o las consecuencias del mismo.

El asunto no es tan simple y entenderlo puede llevar a Controlar los celos.

En muchas ocasiones, saber las “causas” originarias de una situación no habilita a las personas a saber qué hacer con el resultado de ellas. Muchas personas saben de dónde han salido determinadas conductas pero no tienen las herramientas para revertirlas o actuar de manera diferente.

Más que saber el ¿por qué? nos interesa saber qué función cumplen los celos, el ¿para qué?. Sin embargo aquí les dejamos algunas alternativas para aquellas personas a las que les funcione saber la causa como paso inicial para resolver alguna problemática.

Algunas de las posibles causas de los celos son:

  1. Modelos equivocados de manejo afectivo. De pequeños aprendemos cómo debemos relacionarnos afectivamente con las personas.
    • Si he crecido en un medio donde los celos, las desconfianzas, las expresiones emocionales descontroladas, son el pan de cada día, muy probablemente repetiré algunas de esos “aprendizajes” en mis relaciones afectivas.
    • Si los modelos de relación que he recibido están basados en horas y horas de telenovelas (culebrones) donde se exalta que el más celoso y las personas con dudosas virtudes humanas, son los héroes y heroínas de la trama, y yo me creo que “así son las cosas” en la vida real, seguramente habré adquirido visiones del amor y las relaciones equivocadas o poco constructivas.
  2. Características en las formas de ser. Cada persona va co-construyendo su propia vida. Cuando pequeños somos influidos por determinados ambientes, pero es poco responsable echarle la culpa al pasado y no asumir que, una vez que vamos creciendo, nosotros mismos somos los que vamos siendo responsables de nuestras creencias y de nuestras formas de ser. Ya hemos escrito sobre cómo influyen las formas de ser en la posibilidad de controlar los celos. Sin embargo, añadamos que cada persona filtra, dependiendo de sus propias elecciones y su propia configuración personal, la manera cómo manejará sus emociones y sus relaciones de pareja. Dentro de estas características o tendencias que pueden favorecer el surgimiento o reforzamiento de los celos pueden estar:
    • Tendencia a la imaginación
    • Tendencia a la desconfianza
    • Tendencia a poner el propio bienestar en personas o experiencias externas (dependencia emocional)
    • Tendencia a la posesividad (creerse dueño de las personas sólo por el hecho de estar vinculado afectivamente con ellas)
**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

3. Experiencias negativas previas o actuales. Es probable que algunas personas achaquen el surgimiento de sus celos a un evento de infidelidad o engaño en una relación previa. No es extraño encontrar personas que dicen “yo era muy tranquila, pero desde lo que me pasó ya no confío en nadie”. Y también “siempre he sido tranquilo en mis relaciones pero con esta persona no sé lo que me pasa, me ha despertado todas mis inseguridades”.

Les dejamos con estas tres primeras potenciales causas de los celos. Compartan con nosotros su opinión al respecto y cómo este conocimiento nos puede ayudar a Controlar los celos.

Comparte con nosotros las respuestas a esta pregunta:

¿Qué otras causas pueden explicar que seamos personas celosas?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario