Controlar los celos como una estrategia de cambio personal

806246_45258968Controlar los celos puede ser una “excusa” para emprender cambios más importantes en nuestra vida y en la forma en que disfrutamos de ella. Una de las consecuencias prácticas en las personas para las que los celos se empiezan a convertir en un problema es la pérdida de la tranquilidad, del bienestar personal.

Cuando no se pueden Controlar los celos, los comportamientos derivados de esta emoción empiezan a ocupar todo el tiempo, dejando poco espacio para disfrutar la vida. Hay que invertir demasiada energía en espionaje, reclamaciones, ambientes tensos, llanto, ansiedades y todo tipo de sensaciones que se parecen a todo, menos a que estas personas estén disfrutando de su existencia, incluyendo, por supuesto, su relación de pareja.

De hecho conocemos muchas personas que prefieren estar solas (sin pareja) precisamente porque piensan(y han tenido la experiencia) que meterse en una relación implica estar atendiendo todo tipo de demandas emocionales y de cambios de comportamiento. Efectivamente, muchas personas tienen asociado el hacer pareja con perder la libertad y la tranquilidad emocional.

Aunque suene bastante romántico, hacer pareja debe ayudarnos a aumentar la libertad y a sentirnos mejor y no al revés.

¿O acaso crees que tiene sentido hacer pareja para sufrir?

Así que cuando hablamos de “Controlar los celos”, no solo estamos hablando de esta emoción, estamos hablando de nuestro bienestar, de saber gestionar nuestras emociones y de recuperar nuestra tranquilidad.

¿Cuántas personas tienen un plan consciente (y deliberado) para estar y sentirse mejor?

Probablemente muy pocas. En general, nos vamos enfrentando a la vida con lo que ésta trae y vamos ensayando las soluciones que creemos oportunas para hacerles frente, pero el número de personas que tienen un plan específico para conseguir bienestar es reducido.

Sin embargo, si preguntamos si las personas quieren estar bien o ser felices, la mayoría contestará que sí.

Entonces tenemos el siguiente panorama: Una gran mayoría de personas quiere estar bien, pero pocas personas establecen un plan deliberado para conseguir ese objetivo. Es como si esa gran mayoría esperara que dicho bienestar llegara por sí solo, como un milagro o un golpe de suerte.

Y es cierto que a algunas personas les puede pasar, pero hay que DESPERTAR: Esos golpes de suerte son excepcionales, no la norma.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

En el mejor de los casos la suerte es algo que se construye y por la que hay que trabajar. Pero vivimos como si la suerte o el milagro fuera a tocar a nuestra puerta solo porque existimos o porque creemos que nos lo merecemos.

Si creo que merezco vivir tranquilo(a), más allá de los problemas económicos que pueda tener, he de trabajar por ello. No basta con decirlo.

No basta con prometer que se va a ser menos celoso o con decirse a sí mismo que hay que Controlar los celos. Hay que hacer “cosas” deliberadas para que esto finalmente se consiga.

Una de las realidades maravillosas que hemos descubierto en el Equipo de Domina Tus Celos es que éstos están asociados a la búsqueda de objetivos aún mayores como el tener una relación de pareja constructiva y en definitiva que esta relación nos permita encontrar una forma particular de disfrutar de la vida.

¿Qué aspectos debería incluir un plan de bienestar personal basado en el control de los celos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario