Controlar los celos: Cuando ambos somos celosos (1)

1196143_lovers_portrait_2Una situación particular que se presenta con bastante frecuencia es que las dos personas de la pareja sean, se autodenominen como celosas o que les es difícil Controlar los celos.

Es fácil imaginar que si ambos tienen un nivel alto de celos, las trifulcas, peleas y malos ratos son frecuentes. Cabe también suponer que si ambos son celosos, en algunas ocasiones se compensen mutuamente y logren llevar una vida relativamente tranquila. Podemos afirmar de hecho que en los muchos juegos psicológicos que las personas juegan, no es raro que personas con dificultades emocionales logren relaciones afectivas estables y duraderas. Para ser honestos, posiblemente la mayoría de las parejas se ajustarían a esta última descripción. También es cierto, que una pareja estable, tampoco significa sana.

Digamos algo un poco más técnico acerca de las parejas y por qué puede ser tan difícil Controlar los celos. No te asustes con los términos y trata de entender la idea central. Si vemos a la pareja como un sistema (si quiere profundizar puede buscar bibliografía sobre Terapia Familiar Sistémica o el enfoque sistémico en la psicología) encontraremos que las dos personas forman una unidad interdependiente e interactiva. La pareja es un todo formado por dos partes. Un importante principio de este enfoque sistémico es que cuando afectamos o modificamos una parte modificamos el todo. Esto significa que las características individuales (formas de ser, de pensar y de actuar) de cada una de las partes influye en la otra parte y modifica el todo.

Otro principio de este enfoque es el de homeóstasis u homeostasis, como quiera acentuarlo. Este principio dice que todo sistema, busca constantemente un tipo de equilibrio o estabilidad que le da una característica propia a dicho sistema. La homeóstasis se puede perder fácilmente y una vez que pasa, las partes se movilizan para volver a recuperar dicha estabilidad particular. Cada cambio en el todo, o en una de las partes que amenace con desestabilizar el sistema provocará una serie de conductas de ajuste que permitan recuperar la homeóstasis. Hay que aclarar que este principio no significa que las partes se sientan bien, o que el todo que forman sea funcional. Por ejemplo, si en una relación alguien asume el papel de sumisa, es muy probable que se deba a que la otra persona ha asumido, le han dado o le ha “tocado”, desempeñar el papel de dominante. Algunas veces son seres con características parecidas las que hacen parejas y otras veces son personas complementarias (o sea personas que tienen características diferentes que se “complementan”).

 

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 

No importa mucho si la sección anterior nos ha quedado muy académica; vuélvela a leer las veces que creas necesario, porque si comprendes estos principios podrás entender parte de la dinámica de tu relación y de cómo “Controlar los celos”.

Volvamos a la pareja en que ambos son celosos. Estamos hablando de aquellas parejas que han entrado en una escalada de recriminaciones, persecuciones e indagatorias que ponen siempre en duda la posibilidad de que la relación continúe. Pero sin embargo, a pesar de los conflictos la relación se mantiene indefinidamente. Los familiares y amigos no se explican cómo pueden seguir juntos, y la pareja termina sosteniendo que al final siguen juntos porque hay amor.

¿Crees que juegas a algún juego psicológico dañino en tu relación de pareja?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario