Controlar los Celos: Cuestión de Creencias(1)

485708_65913556Como hemos dicho en varios artículos, Controlar los celos es un problema complejo pero con solución. Una de las áreas que debemos revisar es nuestro sistema de creencias, porque para muchas personas las emociones y la manera en que las expresamos están vinculadas con éstas.

Las creencias son una serie de conceptos al que le damos el valor de verdad y determinan la manera en que nos relacionamos con nosotros mismos, con los demás y con lo que nos rodea. Aunque están relacionadas con lo que llamamos principios y valores, no son exactamente lo mismo. Las creencias, basadas en el concepto de “creer” tienen un componente irracional, emocional y son difícil y dudosamente demostrables por la ciencia. Es más, muchos “creyentes” atacan a la ciencia como una seria amenaza de las creencias que incluso puede alcanzar cuotas de violencia importantes. Los principios de una persona, basados en valores, aunque tampoco pasarían una rigurosa mirada científica, sí están basados en verdades universales, más racionales y deductivas. Controlar los celos pasa también por revisar nuestro sistema de creencias en relación con al amor, las relaciones, la libertad, la responsabilidad y la confianza, entre otras.

Existen creencias de todo tipo, pero las más arraigadas son las que tienen que ver con la religión, los dioses, los aspectos metafísicos o sobrenaturales. Una persona profundamente creyente, habitualmente no permite que se le cuestionen sus creencias, por más conceptos científicos, lógicos o evidentes que se presenten en contra de las mismas. Una vez que la creencia se instala en una persona, es difícil erradicarla y es posible que acompañe a la persona durante toda su vida. Las personas que tienen dificultad para “Controlar los celos” poseen creencias muy arraigadas que en parte son las que les impiden relacionarse emocionalmente de una manera más sana con su pareja y su entorno.

 

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 

Más allá del tipo de creencias que una persona mantenga, éstas cumplen una función en las personas. Esta función puede ser “facilitadora”, “nutritiva” “estimulante”, “positiva”, pero también las creencias pueden ser “obstaculizadoras” “limitantes”, “tóxicas”, “negativas”. En este sentido, las creencias entran en el campo de la subjetividad, de lo que cada uno piensa y cómo hace las cosas y por ello, una creencia que puede ser evaluada como positiva para una persona, puede verse(y sentirse) como negativa por otra persona.

Por ejemplo, una persona de manera sorpresiva puede darle un beso a un desconocido, impulsado por la creencia de que los seres humanos somos libres y por tanto podemos hacer lo que queramos. No es difícil imaginar lo que muchos de ustedes pueden pensar al respecto de este hipotético caso. Con seguridad muchas personas dirán que un comportamiento así es inadmisible porque uno no puede invadir el espacio vital (en este caso el cuerpo) de una persona sin su consentimiento.

¿Qué tan estrecha crees que es la relación entre las creencias y su problema en las personas que les cuesta Controlar los celos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario