Controlar los celos: He tenido un ataque de celos ¿Y ahora qué hago?(2)

124637_screamEn un artículo anterior hemos señalado algunas de las características de lo que se puede denominar un “ataque de celos”. Saber qué hacer para Controlar los celos debe tener en cuenta los momentos antes, en y después de estos episodios.

Momento “ANTES” de una ataque de celos

Nos referimos en este punto a las personas que ya han tenido varias escenas de este tipo y que por tanto deben tomar medidas para que no vuelva a suceder. Está claro que una persona que dice “es la primera vez que me pasa” tenía pocas probabilidades para prepararse y evitar tal situación.

Las personas que no pueden Controlar los celos y empiezan a tener varios ataques en este sentido, han de hacer un proceso de evaluación personal, por un lado y de las situaciones potencialmente peligrosas por otro.

Una evaluación personal significa que haces un proceso de autoconocimiento que te permita saber qué está disparando tus celos y que medidas de autocontrol podrías desarrollar.

Un análisis de las situaciones potencialmente peligrosas, te puede llevar a saber que es mejor evitar algunas reuniones sociales, o algunos temas en un momento determinado o evaluar el estado interno en que te encuentras. Sobre esto último nos referimos a que es posible que las personas estén más irritables si están cansadas, con hambre, con sueño o acabando de vivir una situación estresante y es importante determinar si éstas variables están relacionadas con los ataques de celos.

Momento “EN”

Si estás ya metido(a) en una situación de “ataque de celos” y has perdido la capacidad de actuar racionalmente, podrías tomar como acción preventiva salir del lugar donde te encuentres y alejarte de tu pareja hasta que te calmes. Si queda un ápice de control, éste debería ayudarte a saber que la mejor opción, ya que no vas a poder “Controlar los celos”, es retirarte. Una vez solo(a) podrás desplegar toda tu insatisfacción, rabia, frustración con algún elemento que no te haga daño ni sea un perjuicio económico y esperar a estar más tranquilo(a).

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Momento “DESPUÉS”

Una vez que ha pasado el ataque llega la hora de evaluar los “destrozos” y asumir responsabilidades. Las personas con dificultad para reconocer sus actos, suelen echarle la culpa a los demás con frases como “mira lo que me has hecho hacer” o “si tu te comportaras de otra manera, yo no reaccionaría así”. Si esta es la situación, no asumir la responsabilidad de los actos y las emociones, vamos por mal camino y Controlar los celos será un camino tortuoso. Las personas con problemas con los celos suelen justificarse en el comportamiento del otro para no asumir que son ellos(as) los(as) que han provocado todo el episodio.

Una vez calmados, podemos intentar recomponer la situación con una sesión de buena comunicación donde se intente, con firmeza pero de manera racional y tranquila, poner los “puntos sobre las i” y establecer correctivos para que ese tipo de escenas no vuelvan a suceder. Pedir perdón y establecer medidas para futuros acontecimientos tiene sentido y es una buena recomendación, pero si constantemente tienes que pedir perdón por la misma situación, está claro que hay algo que no funciona.

Es posible que este último ataque de celos sea la gota que derrama el vaso para tu pareja y signifique la ruptura de la relación, con lo que deberás entrar en un proceso reflexivo acerca de cómo estás manejando tus relaciones de pareja. ¿Es la primera vez que te dejan por ser una persona con comportamientos celosos? ¿Te ha pasado ya con varias parejas? Es posible que sea el momento de consultar un especialista.

¿Qué otras recomendaciones le harías a una persona ante un “ataque de celos”?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario