Controlar los celos: La epidemia silenciosa – Primera Parte

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española epidemia significa: “Enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas”. Como podrán leer en varios de nuestros artículos anteriores, no somos partidarios de hablar de enfermedad cuando hablamos de los celos, aunque sabemos que una parte importante de las ciencias psicológicas y psiquiátricas sí que hablan de la enfermedad de la “celotipia” como un un comportamiento enfermizo de una persona dominada por los celos.

Entre más contacto tenemos con personas que tienen problemas para Controlar los Celos, más reconocemos que esta mezcla de emociones, pensamientos y acciones que llamamos “Celos”  constituyen una verdadera epidemia afectiva en muchos lugares del mundo.

No queremos recoger el significado de enfermedad, sino la forma popular en que se entiende la palabra epidemia. Muchos profesionales, fuera del ámbito de la salud física, hablan de epidemia cuando quieren referirse a situaciones problemáticas que se extienden a muchas personas, sin que necesariamente estén aludiendo a “algo” que consideren una enfermedad.

La llamamos igualmente “silenciosa”, porque como muchas dificultades (físicas, psicológicas, sociales) no se manifiestan de forma explicita o cuando lo hacen son acalladas por diferentes motivos e intereses.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Los celos son una epidemia silenciosa, porque a través de los medios de comunicación, de las herencias de modelos de relación afectiva, de la relativización de su inadecuación para la creación de una relación de pareja constructiva, asumir que éstos no sólo son normales e inevitables, sino que es “bueno” generarlos, es desconocer la gravedad de sus posibles consecuencias tanto en quien los siente como en la persona celada.

La persona que no puede Controlar los celos pasa por un verdadero infierno donde pierde el norte de su vida, su tranquilidad, entra en graves procesos de ansiedad y de reacciones psicosomáticas, las cuales siente que no puede dominar, deteriora no sólo la relación con su pareja, sino también con su entorno. Puede perder su trabajo, puede entrar en una depresión que le lleve no sólo a considerar el suicidio, sino también el asesinato. Puede empezar a desarrollar comportamientos extraños (salidos de la realidad) y violentos que le hagan tener conductas de lo que luego se arrepienta. Puede generar un grave perjuicio económico para sí mismo porque descuida sus obligaciones laborales por estar pendiente de vigilar a su pareja. Puede volverse una persona manipuladora y chantajista emocional como una manera de hacer presión sobre su pareja. Así como hemos dicho que la gravedad de los celos depende de la frecuencia y la intensidad con que éstos se sienten, las reacciones, alteraciones y trastornos pueden abarcar una gran gama de situaciones, todas ellas negativas. Es por esto que hemos dicho que una persona que no inicia un tratamiento cuando empieza a sentir que no puede Controlar los Celos, sólo puede ir a peor.

Estas personas necesitan de toda nuestra comprensión y paciencia porque la situación por la que pasan es compleja y llegan a ese doloroso lugar en que se siente que están impotentes para revertirla y ven cómo su vida y su relación de pareja se desmorona sin que puedan remediarlo.

Comparte con nosotros las respuestas a esta pregunta

¿Compartes con nosotros la idea de que los celos pueden considerarse una epidemia silenciosa?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

2 Responses to “Controlar los celos: La epidemia silenciosa – Primera Parte”

  1. Shanty dice:

    Hola buenas noches. En mi caso, no soy una persona celosa, jamás lo fui, pero con mi pareja actual; el al inicio me mintió en algunas cosas, luego descubrí otra mentira, y eso me llevó a desconfiar. Realmente el ha hecho todo para recuperar mi confianza, (luego de esos problemas) hace todo, y de a poco lo hemos logrado, venía de una relación muy larga basada en mentiras, y al principio conmigo en aras de hacer las cosas mejor, las hizo igual, y obvio todo le salió mal, no fue infidelidad, pero de igual forma fueron mentiras, me ha costado muchísimo pero muchísimo superar eso y creer, confiar… Cada día confió más, pero de igual forma, a veces tengo como esos “ataques” de desconfianza, de celos, de pensar que puede estar haciendo esto o aquello, esa incertidumbre o cuándo pasan cosas que se salen de lo cotidiano me dan esos ataques, que se puede hacer en estos casos? ¿Cuándo la desconfianza o los celos son productos de la misma pareja, de alguna mentira, y de vez en cuándo se desconfía? ¿Es normal? ¿y cuánto tiempo lleva retomar la confianza pérdida, sí la pareja hace todo por reivindicarse?

    Gracias.

    • DominaTusCelos dice:

      Hola Shanty, muchas gracias por escribirnos y hacernos éstas preguntas.

      Cuando la desconfianza o los celos son productos de la misma pareja, de alguna mentira, y de vez en cuando se desconfía, ¿Es normal?
      El concepto de normalidad implica que es común, que le sucede a muchas personas, sin embargo no debe significar que está bien.

      Con esta claridad, podemos decir que desconfiar de la pareja después de de eventos de mentiras e infidelidades es común, sin que ello signifique que escalar esos momentos a agresiones verbales, psicológicas o físicas sea correcto. Dependiendo de las características personales de cada uno, la desconfianza podrá presentarse o no, o será más o menos frecuente. Más allá de que los celos y la desconfianza sean “normales” después de mentiras o infidelidades comprobadas con hechos reales, la cuestión es si son útiles, si sirven o dañan, si ayudan a construir o a destruir.

      ¿y cuánto tiempo lleva retomar la confianza perdida, si la pareja hace todo por reivindicarse? La confianza es fácil de perderse y difícil de volverla a lograr. En temas emocionales no hay tiempo establecidos, todo depende de las estrategias relacionales de la pareja y la madurez emocional de cada uno.

      ¿Que se puede hacer ante los ataques de celos? Existen muchas técnicas de gestión emocional para controlar los celos. Todas ellas van a requerir de acciones deliberadas para ponerlas en práctica. En este link http://dominatuscelos.com/detalles/ encuentras un producto de pago en el que ofrecemos más de 50 técnicas infalibles para dominar los celos, con material escrito, en audio y en video para ser usado de la manera que prefiera cada persona.

      El hecho de que reconozcas lo que sucede es tener una gran parte del camino recorrido.

      Mucha suerte!!!

      Clara y Sergio
      Equipo Domina Tus Celos
      Comprometidos con tu bienestar

Deja un comentario