Controlar los Celos: La Idealización en las Relaciones de Pareja(1)

316479_2362Es muy posible que en algunas personas la dificultad para Controlar los celos esté asociada a una “idealización” de las relaciones de pareja.

“Idealización” es el término que se usa cuando ponemos en un pedestal maravilloso y de ensueño una determinada experiencia, persona, lugar o incluso concepto. Idealizar es la forma verbal del adjetivo “ideal” que a su vez significa la sobrevaloración de una idea. Lo “ideal” es la forma soñada, la mejor posible”, el culmen de una idea.

“Idealizar” es también una característica humana que podemos encontrar en casi toda la población desde la infancia. Los niños idealizan a sus padres, los adeptos a determinadas creencias idealizan esos mismos conceptos y a los líderes que los promulgan y muchas personas idealizan no sólo a su pareja sino a la misma relación como tal.

¿Tiene algo inadecuado idealizar?

En principio no, ya que es un movimiento casi espontáneo de los seres humanos pero si puede traer importantes consecuencias emocionales, físicas y económicas cuando se lleva al extremo. En el caso de las personas que no pueden Controlar los celos cuya problemática está asociada a una idealización de la pareja, lo inadecuado es muy evidente. Por ejemplo, de esto último podemos decir que la forma extrema de la idealización de una doctrina comprometiendo los recursos económicos de sus seguidores es el fanatismo. Desde el punto de vista físico, una idealización extrema puede llevar al asesinato y desde el punto de vista emocional, puede traer con consecuencias la depresión, ataques de ansiedad, aislamiento, ataques de furia y problemas de autoestima.

Ese choque con la “realidad” puede provocar una crisis importante en la persona que idealiza ya que cualquier desviación en la satisfacción de las expectativas puede sentirse como una traición (involuntaria o deliberada) de la persona idealizada.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Cuando se idealiza a una persona

Uno de los riesgos de la idealización es el que los hechos de la vida cotidiana de la persona idealizada no correspondan a esa imagen soñada que se tiene de ella. Conocemos expresiones populares como “se me cayó del pedestal” para señalar que estamos decepcionados de alguien que teníamos idealizado. También es cierto que quienes se saben que están en un pedestal pueden aprovechar esto a su favor construyendo un aura aún más “perfecta” a su alrededor para que la idealización no sólo se mantenga sino que se refuerce y crezca.

Desde el punto de vista de la madurez psicológica y de la autonomía afectiva, se espera que una persona deje atrás los idealismos y sea capaz de apreciar a las otras personas con sus fortalezas y debilidades sin que esto implique relacionarse desde una posición inferior (teniendo al otro en un pedestal). Las personas que quieran “Controlar los celos” han de trabajar por conseguir esta madurez, ya que suelen falsear la realidad con todo tipo de imaginaciones que dan por ciertas.

¿Qué otras consecuencias negativas puede tener la idealización de una persona para alguien que no sabe Controlar los celos? 

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario