Controlar los Celos: La influencia de nuestra programación cerebral en los celos (1)

psicologia-moderna-rasgos-faciales-vector_21-25215679Para aprender a Controlar los Celos, es útil saber como afectan algunas características del funcionamiento del cerebro humano, a ésta problemática. En estos artículos sólo hablaremos de 4 de ellas que consideramos, afectan directamente el tema de los celos.

En primer lugar, el cerebro procesa tal cantidad de información por segundo que para no volvernos locos es necesario seleccionar la información a la cual le prestamos atención conscientemente, de otra manera no sería posible enfocarnos en algo o conservar la concentración. Esto tiene efectos importantes en nuestra percepción de lo que sucede a nuestro alrededor, puesto que cuando seleccionamos cierta información, estamos pasando por alto una gran cantidad de palabras, sonidos, acontecimientos, personas, hechos que están allí pero los cuales no llegamos a ver o escuchar conscientemente. En otras palabras tenemos ceguera y sordera selectiva. Sólo vemos, escuchamos y vivenciamos lo que elegimos. El resto, a pesar de estar ahí, no existe para nosotros.

En segundo lugar, el cerebro capta con mayor facilidad las expresiones negativas en el lenguaje no verbal, antes que las positivas. Además, el cerebro busca evitar incomodidades emocionales antes que buscar oportunidades. Estas dos características, se deben a que seguimos programados para detectar posibles amenazas en el ambiente con el fin de desplegar nuestras defensas y sobrevivir.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Esta es la herencia de nuestros antepasados, quienes vivieron expuestos a depredadores y a condiciones medioambientales que requerían de reacciones instintivas, rápidas y automáticas para garantizar la supervivencia. Por lo tanto, desarrollaron programaciones biológicas, en este caso de funcionamiento cerebral, que les facilitara la detección de las amenazas que pudieran atentar contra la integridad de cualquier individuo o del grupo. Lo que nos da la última característica: las personas buscamos instintivamente seguir patrones de grupo, ser similares a los demás, puesto que en la antigüedad, existían más probabilidades de sobrevivir juntos y siguiendo los comportamientos considerados más seguros. En la película “Los Croods” acerca de una familia de cavernícolas, se muestran claramente estás condiciones que estamos mencionando.

Aunque nosotros ya no necesitamos estas características para nuestra supervivencia, siguen programadas y dirigiendo nuestra vida, actuando de incógnito en la vida cotidiana. A pesar de que tenemos la ilusión de actuar de forma consciente y por libre elección, tenemos estrategias no conscientes de nuestro funcionamiento cerebral que nos llevan por caminos prefijados y en muchos casos inapropiados para nuestro tiempo.

Este hecho afecta directamente al control de tus celos.

Sin entrar a evaluar la situación que te esté generando los celos y otros factores personales que puedan facilitarlos, partimos del hecho de que automáticamente seleccionarás solo cierta información, no tendrás en cuenta TODO lo que sucede, que te centraras en lo negativo predominantemente, que buscarás por medio de tus acciones evitar la amenaza de perder a tu pareja y que todo esto estará enmarcado dentro de parámetros sociales que inconscientemente seguirás.

Al ponerlo de este modo, la perspectiva no es muy positiva. Parece que sólo estos 4 puntos te llevarán a confirmar tus sospechas y a generarte reacciones celosas y posiblemente así sea. Es por esto que necesitas tener un plan que comienza con reconocer tu punto de partida, adquirir herramientas y comprometerte con tu gestión emocional.

En el siguiente artículo, continuaremos hablando acerca de cómo puedes “Controlar los celos”, a pesar de las tendencias naturales de las que hemos hablado.

¿Conoces algunas otras tendencias naturales de los seres humanos que afecten el controlar los celos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario