Controlar los celos: Poner las condiciones claras (2)

retrato-dramatico_2825976En la primera parte de este tema, planteamos la necesidad de aclarar las condiciones de la relación de pareja para Controlar los celos.  Hablar claramente desde el principio de una relación, sobre nosotros mismos, nuestras necesidades, deseos y condiciones de vida, ayuda a establecer relaciones afectivas sinceras y transparentes, basadas en la elección consciente de la persona con la que voy a hace pareja, evitando las suposiciones y el embellecimiento de nuestra personalidad y realidad en la etapa del enamoramiento.

En esta segunda parte, hablaremos sobre los resultados de esta “acomodación de la realidad” (por no decirle engaño) y de este ocultamiento de información (suposiciones). Creemos que fundamental para el éxito de una relación.

El que primero surge es la SORPRESA y con ella las decepciones y los desengaños. Expresiones como:

“Yo no pensé que fuera así”
“Si hubiera sabido…”
“Al principio era encantador/a, pero después se transformó por completo”
“A los pocos días mostró(peló) el cobre”
“Me tenía totalmente engañado/a”
“Yo nunca imaginé lo que había detrás de esa máscara de buena persona”
“Cuando reveló su verdadera forma de ser, yo ya estaba super enamorado/a”

Pongamos un ejemplo tanto de las personas que con sus comportamientos facilitan los celos en su pareja, como de las personas que sienten celos con o sin motivos y recuerda que estamos tratando de relacionar esta exposición con la posibilidad de Controlar los celos.

Imaginen a una persona que se expresa de la siguiente manera con el chico/a que están conquistando: “Mira, a mi me gusta el alcohol, no me gusta que me critiquen cuando salgo con mis amigos, ellos están primero que mi relación de pareja, y no soy capaz de ser totalmente fiel, si se me aparece una oportunidad de echarme una canita al aire, ni lo dudo. Para evitar problemas, no debes preguntarme acerca de mi vida. Si sabiendo esto quieres estar conmigo sería fantástico”, o “Tu me gustas mucho, pero debes saber que si quieres estar conmigo, yo debo estar por encima de todo: amigos, familia y cualquier otra cosa. Además, soy muy celoso/a, necesito que me digas en todo momento donde estás, con quien estás y que estás haciendo.  Me cuesta confiar en los demás, generalmente dudo de lo que me dicen. Me gusta ser posesivo/a y controlador/a. Si sabiendo esto quieres estar conmigo sería fantástico”.

 

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 

A pesar de no estar diciendo cosas imposibles, difícilmente encontraríamos expresiones de este grado de “claridad” o sinceridad. Sobretodo, porque esta información va en contravía de lo que se espera del comportamiento de la pareja. Sin embargo, una vez que se es pareja estable, aparecen los comportamientos habituales de cada uno, que no se mostraron durante la etapa de la conquista. Pero ¿qué pasaría si a pesar de estas condiciones tan desfavorables, una persona acepta “meterse” en una relación de pareja con estas características?

Una vez que empiecen los problemas, la persona que puso condiciones tan poco convenientes podría decir: “Yo te lo advertí y aún así tu decidiste meterte conmigo”. Por su parte la persona que empieza a sufrir por esas características particulares de su pareja podría decir: “es que él/ella siempre fue claro/a conmigo y no puedo quejarme porque yo sabía lo que se me venía encima”.

Sin embargo, ante este panorama, nos planteamos varias preguntas:
– ¿Es sano y conveniente aceptar unas condiciones desfavorables y “meterse” en una relación de la que sólo se vaticina problemas y dolor?
– ¿Qué lleva a una persona a aceptar condiciones de su pareja, que van en contra de sus principios, su dignidad o su integridad?
– ¿Cómo evaluar que puedo manejar sin que me cause daño y que no debo aceptar bajo ninguna circunstancia?
– ¿Qué tipo de condiciones (en el caso de que se expresaran claramente) debemos aceptar por parte de nuestra pareja?

Son preguntas que deberían contestar tanto las personas que son celadas, como aquellas que no pueden Controlar los celos. Ya expusimos algunos cuidados que las personas víctimas de una persona celosa debe tener y las “líneas rojas” que no debería permitir que se crucen. Puedes ver la serie de artículos aquí.

En la tercera parte de este tema relacionaremos todo lo comentado en las dos partes anteriores con el cómo Controlar los celos.

Te invitamos a compartir con nosotros tus respuestas a las preguntas que hemos planteado.

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario