10 claves sobre la madurez emocional que te ayudarán a Dominar los celos – Primera Parte

625070_23674294Para mostrar la relación entre los celos y la madurez emocional es necesario que aclaremos algunos conceptos y generemos algunas preguntas. La madurez emocional está directamente relacionada con la posibilidad de Dominar los CelosLas sensaciones, emociones y sentimientos hacen parte de nuestro equipaje como seres vivos y nos acompañan desde antes de nacer hasta nuestra muerte. Emocionalmente no es posible “no sentir nada”. Siempre estamos sintiendo algo. No existe la emoción neutra “total”. Es posible que cuando nos preguntan qué sentimos, ante determinada situación, la respuesta sea “nada”, y vamos a aceptar por el momento que eso sea así, ya que es posible que no encontremos las palabras exactas para definirlo, pero lo que no es posible es que no sintamos nada. Podemos decir que no sentimos nada por una experiencia en particular en un momento determinado, pero en ese mismo momento nuestro organismo está sintiendo algo, así no sepamos cómo llamarlo.

El problema en este sentido no es tanto que no sintamos nada sino que no sepamos denominarlo de una forma clara. Y esta falta de definición es también parte de la nuestra madurez emocional, ya que estamos acostumbrados a identificar unas cuántas, pero no hemos creado palabras para los diferentes matices que existen entre ellas. Incluso algunas emociones pueden ser la mezcla de varias. Por ejemplo ante la muerte de una persona querida podemos sentir una mezcla de dolor, culpa, rabia y desesperación, pero no tenemos una palabra que englobe todo ese cúmulo de sensaciones. Para Dominar los celos es necesario que aprendamos a conocer nuestras emociones.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 

Siempre estamos sintiendo algo

Nuestro organismo, está cómodo o no lo está, le está doliendo algo o no, está satisfecho o insatisfecho o tiene sensaciones intermedias entre ambos estados, está asustado o tranquilo, tiene rabia o está calmado, está triste o alegre, está indiferente o participando. Es muy importante señalar que en medio de esos extremos existen cientos de emociones, sensaciones y sentimientos intermedios que son imposibles de definir y que constituyen nuestra riqueza personal. Podemos decir que una persona está alegre, pero no podemos saber si nuestra alegría tiene la intensidad, las características, los matices de la alegría de otra persona; así esta alegría sea ocasionada por la misma experiencia. Si estamos atentos a nuestro organismo, éste siempre nos está informando de cómo estamos. Si cierra un momento los ojos podrá detectar qué sensaciones tiene y cómo se siente emocionalmente en este instante. Podrá saber si la silla en la que está sentado le permite estar cómodo, si el café que se acaba de tomar le ha caído bien, si el trabajo que tiene que empezar en unos momentos le entusiasma. Siempre estamos sintiendo algo. Así que, los interrogantes son:

  • ¿Qué tan conscientes somos de esas sensaciones, sentimientos, emociones?
  • ¿Qué control tenemos sobre los mismos y las mismas?

Tendríamos que hacer más de un libro para resolver estas dos preguntas, así que vamos a simplificar bastante para ayudar a generar en ti más inquietudes que a su vez nos sirva para encontrar nuevas respuestas. Si quieres “Dominar los celos” es importante que te permitas estos cuestionamientos. Lee las 5 partes de esta serie para que encuentres las 10 claves de la madurez emocional que te ayudarán a entender, analizar y controlar los celos.

Comparte con nosotros ¿qué responderías a estas dos preguntas y qué relación encuentras con la posibilidad de Dominar los Celos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario