Dominar los Celos: Cuestión de Creencias(2)

profundos-ojos-azules_2513786Estamos analizando la influencia de las creencias en las personas que no saben Dominar los celos. Hemos dicho en el artículo anterior que las creencias son una experiencia de cada persona (subjetivas) y por ello pueden entrar en conflicto con las creencias de los demás. Cabe aquí la pregunta ¿Cómo solucionamos los seres humanos los problemas derivados por el ejercicio de creencias opuestas?

La respuesta está en el acuerdo social. Hemos acordado que existen unos valores y principios de convivencia pacífica que deben ser los rectores de la conciliación y la resolución de conflictos. Por supuesto esto es más fácil decirlo que hacerlo. Según un dato, del que no recuerdo la fuente, pero que en su día tuve oportunidad de constatar, de toda la historia de la humanidad, sólo se pueden acumular unos trescientos años sin guerras, lo que es bastante poco si tenemos en cuenta que el Homo Sapiens lleva millones de años sobre la tierra. Este dato no sólo es triste de acuerdo a las actuales expectativas que tenemos de querer vivir en un mundo en paz, sino que muestra las especiales características del ser humano. En el caso de las personas que están haciendo esfuerzos por Dominar los celos, el acuerdo social de no violentar a su pareja en presencia de otras personas puede ser superado por la creencia de que su pareja es “suya” y humillarla con reclamaciones en un sitio público.

Como ya habrán podido deducir, muchas de estas guerras se han dado por el intento de acabar con determinadas creencias para imponer otras. Digamos que estas creencias que modulan estos grandes fenómenos sociales se reproducen en cada una de las personas y viceversa: Las creencias personales se reflejan en la forma en que las sociedades organizan las sociedades.

Creemos que este punto es importante para que luego podamos contextualizar el problema de las personas que no pueden “Dominar los celos”, así que repitamos:  Las creencias personales influyen en las sociales y viceversa. Aunque no es el momento de profundizar en esto, debemos advertir en la tentación de pensar que las creencias sociales son sólo una suma de las individuales. La masa no es sólo la suma de las individualidades sino que crean un organismo con unas características propias no reducibles a la de las partes.

 

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 

Aclarado esto, señalemos que las creencias no sólo son evolutivas (pueden ir pasando de una fase a otra) sino que pueden ser cambiadas. Se pueden cambiar por experiencias extremas que llevan a las personas a re-evaluar todo su sistema de creencias; pueden ser modificadas por medios coercitivos (temas de lavado de cerebro, entrenamientos de militares, adoctrinamientos); pueden ser cambiadas como parte de un proceso de transformación personal.

Hemos dicho que las creencias, una vez instaladas son difíciles de cambiar, pero difícil no significa imposible y si no fuera así muchos programas psicoterapéuticos no tendrían sentido.

Una de las dificultades del cambio de las creencias es que muchas de ellas van acompañadas de una creencia “candado”. O sea, una creencia superior que engloba a las creencias y tiene la forma de; “Esta creencias son la verdad y por tanto son incuestionables”. Y además, va emparejada con otra creencia “candado” que tiene la forma de: “todo el que cuestione, critique o no se rija por estas creencias está por fuerza equivocado, viviendo una mentira o tiene malas intenciones”. En casos extremos, hay una tercera creencia “candado” bastante peligrosa que tiene la forma de: “Quien no comparta o practique estas creencias debe ser eliminado”. Creo que no hace falta poner ejemplos al respecto. Igualmente, tampoco creo que debamos ampliar demasiado en lo relacionado a las personas que no pueden Dominar los celos.

¿Qué creencias equivocadas, negativas o tóxicas, piensas que están presentes en las personas con problemas de celos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario