Dominar los celos: ¿Eres celoso/a? Te entendemos…

dos-jovenes-amigos_2634570Dominar los celos está basado en la posibilidad que tenemos los seres humanos de cambiar, a pesar de las dificultades y de no tener en muchas ocasiones, las herramientas para contrarrestar nuestros principales aspectos a mejorar.

Imaginar que nuestra pareja pueda irse con otra persona, o creer que cualquiera que se acerque a quien amamos, pueda ser mejor que nosotros/as y se convierta en una amenaza, o sospechar constantemente que nuestra pareja no nos es sincero/a, puede provocarnos toda serie de reacciones que nos dejan en un pésimo estado de ánimo.

Como hemos señalado en este sitio, y en el e-book gratuito que te puedes descargar cuando te registres, en el esquema de los celos aparecen tres roles básicos: La persona celosa, la persona celada y la persona intrusa (sea real o imaginaria). La mayoría de nuestros artículos están dirigidos a las personas que no pueden Dominar los celos, aunque también hemos comentado algunas precauciones que deben tener las personas celadas. Dependiendo del papel que se juegue en este esquema las reacciones pueden ser muy variadas.

Pasar noches sin poder conciliar el sueño, los retortijones en el estómago o las ganas de vomitar, cada vez que un pensamiento de sospecha nos invade, son sólo algunas de esas reacciones que pueden aparecer en las personas con comportamientos celosos.

Pero no son las únicas. Los celos pueden estar asociados a otras reacciones como:
– Insomnio
– Trastornos de la alimentación
– Ansiedad / Ataques de pánico
– Irritabilidad / Ataques de Ira / Pérdida de control con violencia
– Incapacidad de concentración
– Mareos y dolores de cabeza
– Problemas estomacales y digestivos
– Exacerbación de miedos e inseguridades.
– Tristeza / Ataques de llanto / Depresión

 

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 

Y muchas otras. Podríamos decir que los celos al estar asociados a un aspecto al que le ponemos tanta energía y una apuesta afectiva tan alta, como son las relaciones de pareja, generan muchas reacciones en las personas que los sienten, sin saber muy bien cómo contrarrestar todas estas consecuencias.

El falseamiento de la realidad, que hacen algunas de las personas que no pueden “Dominar los celos”, generalmente se realiza de una forma no intencionada. La confusión de las emociones, pensamientos y sentimientos que constituyen los celos, provocan una lógica de deducciones específica que sólo satisface a la persona celosa. Ver, oír o sentir cosas que no son, según el entorno de la persona con comportamientos celosos, no es fruto de malas intenciones sino de un círculo vicioso creado por los celos que obnubilan la mente y no le permite ver con claridad lo que está pasando.

A las personas que no pueden Dominar los celos, queremos decirles que si existe un auténtico deseo de reducirlos y no sufrir con todas las reacciones que acaban con el bienestar personal y el bienestar de quienes decimos amar, hay soluciones, técnicas, alternativas que pueden ser puestas en práctica para reducir los celos hasta un nivel que sean manejables y no afecten la continuidad de las relaciones.

No creerse tan bueno/a, atractivo/a, capaz, suficiente, para nuestra pareja y convertir a cualquier “intruso/a” en una potencial amenaza, no es algo que tenga que ver con lo que sucede fuera de la persona que no puede Dominar los celos, sino que tiene que ver con esquemas, actitudes y pensamientos que la persona debe cambiar dentro de ella.

¿Cómo crees que se puede apoyar a una persona que tiene comportamientos celosos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario