Dominar los celos: Más allá de las emociones

chica-en-las-rocas_2770475Dominar los celos nos plantea una serie de cuestionamientos acerca de las relaciones de pareja y de las reacciones individuales: ¿Qué nos irrita cuando vemos que alguien se acerca a nuestra pareja? ¿Qué tiene de malo que nuestra pareja cause admiración y deseo en otras personas? ¿Por qué creemos que somos nosotros los(las) que debemos salir a poner límites cuando miran a nuestra pareja? ¿De dónde sacamos la idea de que nuestra pareja nos pertenece? ¿A qué se debe que relacionarnos en pareja sea sinónimo de inquietud y desasosiego para una gran mayoría de personas y no de tranquilidad y crecimiento como “debería serlo”? ¿Es necesariamente triste estar sin pareja?

A través de los más de 50 artículos que hemos publicado para ayudar a Dominar los celos, hemos tratado de darle respuesta a la mayoría de estas preguntas, pero cada caso tiene sus propias circunstancias y difícilmente agotaremos el tema.

Los celos son una mezcla de emociones que involucran el hecho de que se tenga la autoestima afectada, que se tenga un alto grado de dependencia emocional, que se gestione inadecuadamente nuestra agresividad y que se desarrolle una alta necesidad de posesión y control.

Tal vez lo más preocupante de todas estas problemáticas es que muchas personas han crecido con la idea de que las “cosas son así”. Por ello también hemos señalado que el mantenimiento de los celos está asociado a determinadas creencias dañinas o tóxicas ya que nuestra cultura refuerza estas ideas equivocadas acerca de las relaciones.

Por ejemplo ¿qué influencia han causado en nosotros los modelos de relación de pareja que vemos en la televisión o escuchamos en las canciones? ¿Qué modelo de hombre o de mujer hemos adquirido casi sin darnos cuenta? ¿Qué tipo de mensajes hemos recibido de nuestros padres y formadores acerca de lo que es ser hombre, mujer, o pareja?

Está claro que esta mezcla de emociones son habituales y que muchas personas no pueden “Dominar los celos”. De no serlos, este sitio no tendría sentido, pero es importante plantearnos, más allá de sentirlos como a través de nuestras creencias y actitudes seguimos contribuyendo a la idea de que los seres humanos son dueños de otros seres humanos y que por ellos unos tienen más derechos sobre otros y pueden decidir su vida.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Una de los grandes aprendizajes que hemos ido adquiriendo en la medida en que nos especializamos en los celos, es que éstos son una manifestación de lo confusa que puede estar nuestra sociedad en la búsqueda de esa supuesta “armonía” que se pregonan desde todo tipo de púlpitos y escenarios.

¿Bajo qué pretexto puedo yo asignarme el derecho de decirle a otra persona qué es lo que debe sentir, ver, pensar, hacer? Sólo desde el dominio del miedo provocado por el poder que ejerce una persona sobre otra. Y es el poder y el miedo el sentimiento que debe estar en medio de una pareja que dice quererse.

Las personas están juntas por muchas razones y eso de que es “porque la(lo) amo” a pesar del sufrimiento que se causan mutuamente o le causan al entorno donde se mueven, no pasa de ser una excusa para justificar su confusión emocional. Dominar los celos es también un trabajo por construir relaciones de pareja sanas, transformadoras y constructivas.

¿Qué otros comportamientos inadecuados son justificados en nombre del Amor?
Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario