Dominar los Celos: Un problema en todas las edades

ademas-generaciones_2464991Aunque este sitio está orientado principalmente a las personas que no pueden Dominar los celos románticos o de pareja, es importante mencionar que los celos se presentan en casi todas las edades del ser humano y en casi ambientes donde se desarrolla y vive.

En la etapa de los 0 a los 5 años es especialmente notorio un comportamiento celoso cuando llegan los hermanos.  Los hijos(as) mayores sienten cierto desplazamiento en la atención que se les presta y muchos padres se tienen que enfrentar a verdaderas escenas de conflicto con hermanos(as) celosos necesitando incluso ayuda profesional ya que a pesar de los esfuerzos de los progenitores de explicarles (y demostrarles) que se les quiere igual, los(las) mayores han entrado en una espiral de chantaje emocional, posesividad y agresión hacia el más pequeño que puede llegar a correr riesgos físicos. En esta circunstancia la recomendación más simple sería que las personas tuvieran hijos(as) con poca diferencia de edad, pero estamos en otras épocas y cada pareja determina el ritmo en que quieren su familia (sin contar a los(as) campeones(as) que vienen sin ser invitados).

Entre los 5 y la preadolescencia (10-14 años) los celos pueden presentarse con otras características. Pueden ser celos entre hermanos, hacia uno de los padres y pueden empezar los celos entre amigos(as). Posiblemente las personas de esta edad que no pueden “Dominar los celos”, han empezado a adquirir “vicios” en su manejo emocional como que las cosas se consiguen con manipulaciones, que todo lo de alrededor es suyo (posesividad frecuentemente desarrollada por los(las) niños(as) a quienes no les han puesto límites adecuados) y que es necesaria la presencia de determinadas personas para poder sentirse bien.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

En la adolescencia cambia el panorama. Las personas se empiezan a ensayar en relaciones románticas y ponen a prueba la forma de manejar las emociones que han aprendido en su casa y en las escuelas. Desde un punto de vista más relajado, es la época para ensayar cómo se quieren vivir las relaciones de pareja y hasta cierto punto es esperable que se den “palos de ciego” y no se sepa exactamente que es lo que se quiere. Los chicos y las chicas suelen cambiar de pareja fácilmente, pero en cada una entregan una gran dosis de emociones y pasión que les lleva fácilmente a repetir los esquemas sociales de los celos como “sin ti no puedo vivir”, “lo mío es mío”, “te voy a marcar para toda la vida”, “si estás conmigo no puedes mirar (pensar, saludar) a nadie más.

De alguna forma la adolescencia puede ser vista como el gran laboratorio del que se espera que se salga maduro(a) para tener relaciones constructivas y sanas (¡sin celos!), pero la realidad es otra.

La madurez afectiva no llega con la mayoría de edad. No podemos esperar que un adolescente de 17 años se vuelva maduro a los 18, cuando legalmente es un adulto. Lo curioso es que para muchas personas ese análisis hay que extenderlo para el resto de la vida. Una persona que no puede “Dominar los celos” probablemente esté atrapada en una etapa “inmadura” en el manejo de sus emociones.

En la edad adulta el asunto no sólo no cambia sino que puede agravarse. Como es sabido, en la tercera edad, sobretodo a partir de los 70 años, las personas empiezan a volver a comportamientos infantiles y a expresar esa dependencia afectiva propia de los niños y los adolescentes. No es de extrañar que muchas parejas en estas edades se separen o vivan en un verdadero infierno, porque las personas al no tener la excusa de los hijos (que ya están criados y se han ido de casa) se tengan que re-encontrar solo con su pareja y los conflictos pendientes salgan a la luz de nuevo.

¿Qué otras características ves en las personas que no pueden Dominar los celos, en las diferentes edades?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario