Superar los celos: El papel de los familiares

susurro-2_2166472Al igual que los amigos, los familiares pueden jugar un papel importante en la ayuda o no, que se le puede dar a las personas que no pueden Superar los celos. Comencemos con la idea de que la “imparcialidad” es prácticamente imposible. Esto significa que los familiares estarán de un lado o de otro de la relación dependiendo de cómo se han desarrollado los acontecimientos.

Generalmente, lo “lógica del amor familiar” diría que las personas estarán a favor de las opiniones y acciones de quien es su familiar directo. Ya sabemos que esto no es necesariamente así, ya que hay familias que toman partido hacia la pareja del hijo, hermano, nieto y a pesar de su “amor familiar” se dan cuenta que sus comportamientos no pueden ser respaldados. Esto hace que quienes no reciben el apoyo y “complicidad” de su familia son considerados como traidores.

¿El amor familiar que sentimos por alguien debe llevarnos a esconder sus comportamientos equivocados y dañinos tanto para la propia persona como para quienes le rodean?  Dicho de esta manera, la respuesta rápida sería que no, pero en la vida real, ese “amor” por los de la “propia sangre” se impone de manera frecuente.

Superar los celos lleva consigo la necesidad de evaluar el papel que juegan los familiares. Este papel puede ir desde darnos apoyo en momentos críticos hasta, como hemos dicho, ponerse abiertamente en contra de los comportamientos inadecuados que puede desarrollar una persona con celos.

El papel de la familia puede ir incluso más allá siendo ellos los provocadores de los conflictos. Para entender este último comentario basta con responder esta pregunta:

¿Muchas parejas estarían y vivirían mejor, si no tuvieran que enfrentarse constantemente con la opinión de los familiares?

Hay familiares que apoyan y cuidan a la pareja. Procuran no ponerse del lado de nadie sino que tratan de dar su opinión “objetivamente” sólo cuando se la piden, pero otros se sienten con derecho a opinar acerca de los asuntos privados de la pareja convirtiéndose en un motivo más de conflicto.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Si quieres “Superar los celos”, debes filtrar todas las influencias que pueden hacer que éstos se mantengan y se acrecienten.

Los familiares muchas veces son reclutados como informadores para que sirvan de cámaras de vigilancia allí donde la persona celosa no puede llegar y sea una fuente de información “fiel” frente a la que no es posible cuestionar porque “me lo contó mi hermana”, “mi primo te vio”, “me lo dijo mi mamá”. Es como si la hermana, el primo y la mamá,  fueran la fuente misma de la verdad. Y es posible que hayan simplemente relatado lo que vieron, sin aumentar o distorsionar nada, pero los seres humanos, a menos que seamos maestros espirituales muy avanzados, siempre estaremos viendo las cosas de acuerdo al cristal con que las miramos. Esto significa que no estamos siendo imparciales.

Suele suceder que muchos familiares son a la vez los mejores amigos, con lo cual son las primeras personas a las que se recurre cuando hay algún problema. Eso significa que depositamos en estas personas una gran carga de confianza y por tanto de credibilidad.

¿Estamos seguros/as que la ayuda de esas personas cercanas está siendo imparcial y que lo que quieren es realmente ayudarnos y no simplemente ponerse de nuestro lado?

Superar los celos es posible, como también lo es aprender a tomar distancia de aquellas influencias negativas, por más familiares que sean. Por supuesto también lo es acercarnos y dejarnos influir por aquellas experiencias y opiniones positivas que nos permitan ser personas que amen mejor y poder mantener relaciones de pareja sanas y constructivas.

¿Qué otro papel crees que juegan los familiares en las personas que tienen un problema de celos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

One Response to “Superar los celos: El papel de los familiares”

  1. […] « Controlar los celos como una estrategia de cambio personal Superar los celos: El papel de los familiares » […]

Deja un comentario