Superar los celos: ¿Los celos pueden ser contagiosos? (1)

Celos 1Hemos encontrado la pregunta con respecto a Superar los celos de si ¿Puedo convertir a mi pareja en celosa después de tanto celarla? Y vamos brindar algunos elementos para contestar a esta pregunta. La respuesta más fácil sería decir un simple sí, los celos se pueden contagiar, pero debemos hacer algunas aclaraciones.

Contagio es una palabra que inicialmente se usaba casi en exclusiva asociada a enfermedades infeccionas como la varicela, el sarampión o la gripa (o gripe), pero en las últimas décadas se viene usando también en el terreno de la psicología y de los fenómenos sociales y económicos. Se habla por ejemplo de que los países se pueden contagiar de los efectos negativos de la economía de otras regiones en el mundo.

El verbo contagiar y todas sus derivaciones de conjugación y aún convertido en sustantivo, sólo se usaba en sentido negativo y hoy en día, por lo menos en lo que podemos atestiguar en español, también se está usando en sentido positivo. Escuchamos cosas como: Esperamos que determinadas políticas sociales positivas puedan ser ejemplo para que otras administraciones públicas se contagien de estas buenas prácticas.

Así que hoy en día la palabra contagiar se utiliza en un sentido más amplio que el significado que aparece en el diccionario de la Real Academia de la Lengua que conserva sus características originales asociadas a la enfermedad y su transmisión de una persona portadora de determinada infección a otra que se encuentra sana.

Contagiar lo positivo

Si usamos la palabra contagiar de manera simbólica y ampliada podríamos decir que tanto los estado negativos de una situación como los positivos son potencialmente contagiables entre diversas personas.

Superar los celos está asociado al ámbito de las emociones donde, por ejemplo, tenemos dos respuestas que los investigadores en la materia han demostrado científicamente que pueden “contagiarse” de unas personas a otra. Son el bostezo y la risa. La mayoría de nosotros nos hemos sentido contagiados con la risa y los bostezos de otros, pero todo apunta que para que se produzca esta transmisión debe haber una predisposición específica en nosotros.

Lo mismo podríamos decir acerca de los estados de ánimo de determinadas personas. Las personas muy extrovertidas y con una fuerte personalidad suelen influir con sus emociones a quienes están a su lado. Con seguridad conocemos a las personas que denominamos “el alma de la fiesta”.

Así que podemos decir que en determinadas circunstancias las emociones sí que se pueden contagiar.

**E-Book GRATUITO: ¿Qué tan celos@ eres? Descúbrelo en 23 preguntas
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Contagio y celos

Las relaciones de pareja tienen importancia vital en nuestras vidas y son la fuente de nuestras principales influencias ya no sólo en emociones sino también en pensamientos y formas de comportarnos. Si a esto le sumamos, por ejemplo que una de las partes de esa relación es tiene un gran poder de influencia añadido por sus características específicas (las llamadas personalidades fuertes) y la otra personas es altamente influenciable (las llamadas personalidades débiles) podemos deducir fácilmente que la primera “es capaz” de contagiar casi lo que quiera en la otra persona.

Las personas que no pueden “Superar los celos” suelen convertir esta emoción en el comportamiento central desde el cual giran todas las demás experiencias de la relación. Una vez que los celos se han instalado en el centro de la convivencia y cualquier cosa que pasa está intermediado por las sospechas, los gritos, las discusiones, las reacciones emocionales y físicas, la posibilidad de influir determinados comportamientos puede ser mayor.

¿De qué maneras puede contagiar su problema, las personas que tienen dificultades para Superar los celos?

Clara y Sergio

E-book Gratuito: ¿Qué tan celos@ eres?

Deja un comentario