fbpx
¿Pueden los celos llevar a la violencia en la pareja?

¿Pueden los celos llevar a la violencia en la pareja?

La respuesta tajante es

Uno de los componentes complejos de los celos es que actúan como disparadores de la agresividad de las personas.

Si las personas sienten (de manera real o imaginada) que algo o alguien pueden ser una amenaza para su relación afectiva, es muy probable que una de las reacciones que surja con este miedo es la agresividad.

Es importante que hagamos brevemente una diferenciación entre los términos de la violencia que se usan en el ámbito de las relaciones de pareja y la familia, para que tengamos un marco común al cual recurrir. Es importante señalar que estos términos tienen más implicación de acuerdo a los códigos penales de los países, que en el manejo popular de los mismos, y es por esto que se intenta aclarar cuál es el término correcto en cada uno de los casos.

Para no extendernos demasiado les ofrecemos este cuadro donde pueden ver la diferencia de conceptos:

En la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer AG ONU de 1993, dice expresamente: “Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”.

Para nuestro objetivo debemos decir que si bien reconocemos que la violencia sistemática e histórica se ejerce aplastantemente hacia las mujeres, también debemos considerar la violencia que se ejerce de éstas hacia los hombres.

 

 

Tipos de relaciones afectivas y violencia

En las diversas posibilidades de relación afectiva que se viven en la actualidad falta más claridad acerca de cómo denominar ciertas clases de violencia. Por ejemplo, en una pareja de homosexuales hombres, habría que identificar cuál es la identidad con la que se quieren asumir para determinar si en algún término se pudiera denominar violencia machista o de género.

Sea como fuere, y teniendo en cuenta que nuestro sitio está orientado a ayudar a las personas que sufren por los celos, no hacemos ningún tipo de distinción con respecto a la orientación o elección sexual de las personas. Para nosotros, en cualquiera de las combinaciones una relación de pareja, o poliamorosa, es básicamente una relación afectiva entre personas. Y es en ese contexto donde los celos no solo pueden aparecer sino que también pueden constituirse en una amenaza al bienestar y la duración de las relaciones.

De la agresividad a la violencia

Las estadísticas de violencia machista y/o en el ámbito de la pareja nos dicen que un porcentaje de las mismas, están basadas en desórdenes afectivos y emocionales por parte de uno o ambos miembros de la pareja, que dan pie a toda suerte de comportamientos potencialmente dañinos, entre ellos de manera más visible, los celos.

Si bien la agresividad es una característica propia de los seres humanos, el acuerdo social y la necesidad de evolucionar hacia comportamientos de autocuidado y bien común, nos sugieren que ésta debe ser gestionada adecuadamente para que actúe a nuestro favor y no en nuestra contra.

Si bien hay personas que genéticamente, o por las condiciones sociales en las que crecieron, puedan tener una tendencia a ser más agresivas que la media de la población, no significa que puedan darle rienda suelta a esta expresión agresiva, ya que no solo ponen  en riesgo la vida e integridad de las demás personas sino de ellas mismas.

Celos y descontrol emocional

Los celos, como un conjunto de emociones, sentimientos, acciones y pensamientos que se mezclan de manera compleja en una persona, pueden ser los facilitadores o incitadores a una expresión descontrolada de las tendencias agresivas. Igualmente, a pesar de que no exista esta tendencia en la persona, los celos tienen la capacidad de “despertarla” en personas que suelen tener formas de comportamiento más tranquilas.

Los celos pueden ser la gasolina que avive el fuego de los problemas emocionales individuales o de los conflictos de pareja, desde formas aparentemente inofensivas, hasta agresiones físicas extremas (que han llegado al asesinato).

Desde nuestro programa sostenemos, basados en la evidencia de las cientos de personas atendidas, que una vez que empiezan las manifestaciones agresivas por parte de los celos, debe actuarse para contrarrestarlas de forma inmediata ya que, de no hacerse, no solo hay una gran probabilidad de que se repitan sino de que vayan en un aumento del nivel de daño potencial que pueden provocar.

¿Qué otras relaciones ves entre los celos y la violencia en las relaciones de pareja?

Clara y Sergio

Comprometidos con tu “Estar Mejor”

¡Comparte para ayudar a más personas!

Deja un comentario

Cerrar menú

Master Class Online GRATUITA

Todo lo que siempre quisiste saber... para poder

CONTROLAR LOS CELOS