fbpx
Controlar los celos: ¿Los celosos…se cansan de serlo?

Controlar los celos: ¿Los celosos…se cansan de serlo?

Para las personas que no pueden Controlar los Celos, este problema puede convertirse en un verdadero infierno, no sólo por toda la gama de sentimientos que éstos generan sino porque todo su entorno se ve afectado y la persona con este problema ve cómo hasta las amigos más incondicionales toman distancia.

Hartas de no tener tranquilidad, soñando permanentemente (dormidos y despiertos) en las posibles amenazas de su relación de pareja, las personas que tienen dificultades para Controlar los Celos pueden perfectamente estar cansados de ser celosas.

Llegar a un determinado nivel en los comportamientos celosos es costoso desde varios puntos de vista: emocional, relacional y económico.

Nivel emocional

El desgaste en preocupación, ansiedad, fluctuaciones de ánimo, nerviosismo, ataques de pánico y de ira es tan alto que al final de cada evento o de cada día las personas terminan agotadas, cuestionándose porque les pasa todo esto. Por supuesto este agotamiento emocional lleva emparejado un agotamiento físico que ser repite día tras día.

Nivel relacional

Un nivel alto de celos lleva a que la relación de pareja se resienta porque la convivencia (vivan o no juntos) se convierte en campo de batalla constante que hace que el sentido de “hacer” pareja se pierda por completo. Pero el aspecto relacional no es sólo con respecto a la pareja que se cela, también tiene que ver con las personas que los rodean: los hijos/as, la familia y los amigos de ambos lados, terminan involucrados en la situación, jugando un papel importante en la forma cómo se vive este problema con los celos. Podemos decir que los más afectados, fuera de los miembros de la pareja, serán sus hijas e hijos.

Nivel económico

Las personas que no saben “Controlar los celos” pueden incurrir en gastos innecesarios con el fin de aminorar su angustia de saber la verdad o de pillar a su pareja “infraganti”. Hay personas que pueden llegar a realizar viajes costosos, contratar a un detective o adquirir sistemas con los que puedan vigilar a su pareja.

 

Ante todo lo anterior, la respuesta es SÍ: Las personas celosas se pueden cansar de ser celosas, aunque este cansancio no necesariamente signifique que lleguen a tomar la decisión de iniciar un cambio.

Tipos de cansancio

  • El Revelador: cuando se toca fondo y se llega al límite de cansancio que te lleva a “darte cuenta” y te impulsa a la acción, a buscar soluciones a tus problemas.

  • El de la confusión o la impotencia: cuando el cansancio solo lleva a quejas permanentes, sin acciones de cambio. Son cansancios intermedios o menos “reveladores” que lo único que consiguen es que las personas digan  “estoy cansada” pero que no les lleva a una reflexión más profunda o al inicio de un cambio, sino por el contrario a aprovechar la noche para coger fuerzas y empezar todo de nuevo al otro día.

  • El de la víctima: el cansancio frente al que asumimos que viene dado por las acciones de otras personas.  Te planteas como un/a simple receptor/a y no como actor/actriz corresponsable. En este caso se echa directamente la culpa a la pareja de tal grado de cansancio y se piensa que la solución pasa porque su pareja cambie.

¿Cómo crees que se puede aprovechar el cansancio de una persona celosa para que se inicie un proceso de cambio?

¡Comparte para ayudar a más personas!

Deja un comentario

Cerrar menú

Master Class Online GRATUITA

Todo lo que siempre quisiste saber... para poder

CONTROLAR LOS CELOS