fbpx
¿Es posible volver a confiar si te han engañado? Tercera parte

¿Es posible volver a confiar si te han engañado? Tercera parte

En los artículos anteriores hemos dado elementos de análisis para responder a esta pregunta. En esta tercera y última parte, vamos a analizar otros aspectos y a ayudarte a encontrar una respuesta. Si quieres entender todo mejor, lee la primera parte aquí y la segunda aquí. 

Contexto de la infidelidad

El otro nivel de análisis que puede ayudar a escoger uno de estos, u otros, caminos es analizar en qué contexto se dio esa infidelidad. 

Con contexto nos referimos a cuales han sido las condiciones de la pareja y de cada persona en particular que han rodeado la infidelidad.  Valga decir que un análisis acerca de las dificultades de pareja tenían o acerca de la crisis personal estaba pasando la persona que fue infiel, entre otras cosas, es meramente informativa o descriptiva.  Desde ningún punto de vista, puede ser una excusa que justifique el incumplimiento de las condiciones planteadas al decidir que se establecía una relación de pareja.

Hacemos una claridad...

Quien toma la decisión de ser infiel o de engañar es el(la) responsable de las consecuencias que esto traiga. No se vale decir “te engañé porque en el otro encontré lo que tú no me dabas”. Si tu pareja no te da lo que esperas, quieres o necesitas, tienes 200 posibilidades de hacerle saber esto sin tener que recurrir a la infidelidad.

Tendencias y creencias personales

Otro aspecto a tener en cuenta son las tendencias y creencias personales. Hay personas, hombres y mujeres, que están convencidos que eso de la fidelidad es una tema arcaico y que vinimos a este mundo fue a divertirnos y no tenemos porqué serle fieles a nadie más que a nosotros mismos. Esta creencia les lleva a tener la tendencia a engañar a sus parejas.

No suelen ser explícitamente abiertas a revelar esta creencia porque saben que probablemente pocas personas se meterían en relaciones afectivas con ellas. Así que prometen fidelidad por fuera pero no están dispuestos(as) a cumplirla.

Lo curioso de este tipo de relaciones es que en muchas ocasiones a la persona que han engañado le advirtieron que esa persona era muy “infiel” (perro/a, pato/a y otras expresiones populares), pero pueden pasar dos cosas: O la personas es muy ingenua y en el proceso de enamoramiento se “enceguece de verdad” o la persona que engaña es una actriz o actor muy bueno que sabe cómo hacerlo a la perfección. 

Todos tenemos "rabo de paja"

Es posible volver a confiar en otra persona después de un engaño porque muchas personas lo han hecho. Esa capacidad de perdón, de pasar página, de “borrón y cuenta nueva” es propia de los seres humanos. Podemos usarla o no usarla. Cualquiera que sea la decisión estamos expuestos a beneficios o más perjuicios. 

Además, todos y todas tenemos “rabo de paja” y podemos quemarnos. No necesariamente sobre una infidelidad, pero sí sobre ser totalmente honestos(as) con nuestra pareja. Así que una opción al pensar sobre si damos o no otra oportunidad es que nos pongamos la mano en el corazón y nos preguntemos si tenemos la autoridad moral para juzgar a la otra persona por lo que hizo.  

Volver a confiar

Aunque parezca raro, sabemos que lo has escuchado, muchas parejas han reportado que su relación mejoró significativamente después de un episodio de infidelidad. Por favor, aclaración para quienes les gusta simplificar todo: No estamos diciendo, ni recomendando, que tener una aventura te puede ayudar a salvar o fortalecer la relación. 

Si tomas la decisión de volver a confiar (y con esto asumes las consecuencias de esta apuesta), si reconoces que también tú has engañado alguna vez, así sea de otra manera y en otras circunstancias, si reconoces y no te cierras a la posibilidad de perdonar (porque todos/as tenemos esa capacidad), si ves esta experiencia traumática como una posibilidad de aprender y seguir adelante con tú pareja si tienes la intuición de que vale la pena luchar por ella, si entiendes que, a pesar de que toda la responsabilidad del engaño la tiene quien lo hizo, pero se dieron circunstancias que actuaron de facilitadores para que finalmente se produjera ese episodio y puedes tener la posibilidad de corregir esa grieta, entonces la respuesta es , es posible recuperar la confianza después de un engaño. 

Esto tiene dos implicaciones que es
importante tener en cuenta.

Si no reparas tus dolores, te dejarán una marca indeleble

Si no puedes volver a confiar en tu pareja actual, ésta pronto dejará de serlo y será simplemente una decepción del pasado que si no la trabajas en repararla (por lo menos en tu sistema emocional) te marcará para toda la vida.

Pueden quedarte miedos que condicionen otras relaciones

Tu próxima pareja empezará con desventaja, ya que tú serás como un perro herido que siente que cualquiera que se acerque le hará daño. Esos miedos pueden condicionar tu nueva relación hasta el punto de no poder disfrutarla al máximo e impedirle a tu nueva pareja hacerlo también. 

El asunto de la confianza es delicado. Por supuesto que debemos aprender de esas experiencias y ser más hábiles, más cautos(as), más atentos(as), pero eso no significa desconfiados(as), espías, controladores(as), como sucede con las personas con comportamientos celosos. 

¿Qué otras formas crees que existen para recuperar la confianza en otra persona?

Clara y Sergio

Comprometidos con tu “Estar Mejor”

¡Comparte para ayudar a más personas!

Deja un comentario

Cerrar menú

Master Class Online GRATUITA

Todo lo que siempre quisiste saber... para poder

CONTROLAR LOS CELOS